CAMPO DE TIRO (LPC)

 

El Laboratorio de Procesos Cinéticos (LPC) es una unidad que realiza ensayos de productos considerando los fenómenos cinéticos y balísticos.

El LPC facilita la ejecución de ensayos de resistencia y de fatiga de piezas, componentes y dispositivos completos en cumplimiento de los más altos estándares de seguridad.

En el establecimiento se llevan a cabo los trabajos de investigación y desarrollo en el ámbito de diseño y construcción de robots móviles, sus accesorios y dispositivos especiales.
Ejemplos de ensayos realizados en el LPC:

  • pruebas de resistencia de componentes y accesorios con uso de armas de fuego y cañones disruptores pirotécnicos
  • uso de armas de fuego, dispositivos neumáticos y pirotécnicos en plataformas robotizadas, y el desarrollo de procedimientos para su uso
  • uso de materiales y desarrollo de diseños de equipos para determinar su comportamiento frente a la extorsión de alta dinámica.

Video

El laboratorio dispone de una sala de pruebas y ensayos en forma de campo de tiro completamente equipado que permite realizar entrenamientos con el uso de robots móviles y armas de fuego.

El seguimiento, la supervisión, el control y la coordinación permanentes pueden realizarse desde una sala del centro de control, separada por paredes a prueba de balas e insonorizada. El campo de tiro ofrece seis puestos de tiro separados con iluminación individual. Los transportadores de blancos se controlan individualmente o en grupo mediante tabletas situadas en cada puesto.
La capacidad de disparo en un ángulo de 180º, los atrapa-balas móviles y las paredes giratorias permiten realizar entrenamientos tácticos y el tiro dinámico.

Para la seguridad de los usuarios, las paredes y el techo de la sala de tiro cuentan con un revestimiento antirrebote y la entrada está asegurada con una puerta a prueba de balas. El eficiente sistema de ventilación equipado con una pared de suministro de aire y los extractores de los atrapa-balas garantizan la filtración del aire de la sala cada 3 minutos y su intercambio completo cada 6 minutos. El ajuste independiente y continuo de cada lámpara permite programar cualquier efecto de iluminación, incluidos los estroboscópicos.
Las instalaciones cuentan con un dictamen técnico del Instituto Militar de Armamento que corrobora su capacidad de disparo seguro con el uso de municiones con una energía máxima inicial de proyectil de 3600J.

Start typing and press Enter to search